Macrobiótica: Más que una dieta es un estilo de vida

Compártelo! ...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook

Macrobiótica más que una dieta es un estilo de vida

Por lo general, la dieta es la primera cosa que la gente piensa cuando quieren perder peso. Bueno, con la dieta macrobiótica, obtendrá mucho más que sólo pérdida de peso. Obtendrás una transformación completa en tu estilo de vida.

Macrobiótica ¿Qué es y qué beneficios tiene esta dieta?

Esta palabra compuesta se compone de «macro», o grande, y «biótico», o vida. Aquellos que siguen esta dieta han puesto su confianza en la idea de que el alimento contiene fuerzas vitales que tienen el poder de afectarnos de una manera buena o mala, dependiendo de dónde y cómo fueron cultivados y cocinados.

Recomendación para seguir una alimentación macrobiótica:

  • Reducir los productos de origen animal
  • Comer alimentos cultivados localmente
  • Beber sólo cuando tenga sed.
  • Consumir comidas con moderación
  • Masticar cada bocado de comida 50 veces
  • Comer tres veces al día
  • Dejar de comer antes de sentirse lleno
  • Mantenerse activo
  • Mantener una mentalidad positiva

Origen de la Macrobiótica

Alrededor del 1900, un médico del ejército japonés llamado Sagen Ishizuka introdujo un método de curación del cuerpo desde adentro hacia afuera. Su método está destinado a ayudar con muchos problemas de salud, incluyendo enfermedades crónicas similares a las que él había sufrido durante años, obesidad y diabetes. Había fundado un movimiento que se llamaba Alimentos para la salud.

Su método seguía un régimen alimentario equilibrado, que reflejaba la dieta tradicional japonesa. Esto era algo que había pasado desapercibido en la cultura occidental, que se centró en el tratamiento de los síntomas, en lugar de la enfermedad en sí. Su régimen llamaba a comer alimentos integrales, sin refinar, con poco o ningún alimento animal.

George Oshawa, tratando de curarse una tuberculosis, se encontró con las enseñanzas del Dr. Ishizuka. Luego fundó el sistema llamado Macrobiótica, el cual difundió por el mundo, trayéndolo a occidente.

A partir de esto, nació la dieta macrobiótica. El objetivo principal de esta dieta es crear una entidad armoniosa. Dado que la comida es nuestra principal fuente de energía, eso es en lo que esta dieta se centra. Se basa en el principio oriental de yin y yang. La principal manera de lograr esto es equilibrando los elementos yin y yang de los alimentos.

Equilibrio de alimentos Yin y Yang

Los alimentos que son más yang son salados o picantes y ricos en sodio. Los alimentos que son más yin tienden a ser dulces, fríos, ligeros y ricos en potasio. La forma de disfrutar el equilibrio final es emparejar alimentos para que termines con una variedad de yin y yang, similar al equilibrio que se encuentra en la naturaleza. La moderación es también una clave para la comida macrobiótica.

Los alimentos deben combinarse, 5 Yin por 1 Yang el mejor equilibrio. La mayor parte de los cereales se aproxima a esa proporción. Las verduras tienen un nivel de Yin extremadamente elevado, por lo que se las debe neutralizar, consumiéndolas en poca cantidad o por la condimentación. Los cereales están siempre dentro de un buen equilibrio Yin y Yang, las verduras deben ser yanguizadas con la preparación culinaria.

Otro factor importante de alimentación macrobiótica son los utensilios de cocina en los que se preparan los alimentos. Los utensilios de cocina para la comida macrobiótica deben estar hechos de vidrio o madera. Se debe evitar cocinar con recubrimientos antiadherentes, plástico y cobre. También se deben evitar hornos eléctricos y microondas. Los alimentos se deben hornear, asar a la parrilla o cocer al vapor.

Ventajas y desventajas de la dieta macrobiótica

Ventajas

Cargada con nutrientes y baja en calorías, la dieta macrobiótica es una de las dietas más equilibradas por ahí. Es baja en grasas y rica en fibrasy tiene un índice glucémico bajo que previene el almacenamiento de grasa. La hace ideal para personas con problemas de hipertensión, colesterol y obesidad. Por lo tanto controla el apetito y previene el sobrepeso. Dado que esta dieta se basa en legumbres, verduras y cereales integrales, muchos expertos creen que mejora la salud mental y física y previene muchas enfermedades inflamatorias.

No hay pruebas tangibles de que la nutrición macrobiótica trata o previene enfermedades, pero hay estudios que se han llevado a cabo que muestran cómo comer principalmente frutas, verduras y granos enteros puede conducir a muchas cosas positivas, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Disminución del riesgo de enfermedades
  • Menor riesgo de enfermedad cardiaca
  • Reducción del riesgo de cáncer
  • Presión arterial reducida
  • Disminución de los niveles de LDL, el colesterol malo
  • Colesterol equilibrado en la sangre
  • Beneficios para los diabéticos porque limita los alimentos azucarados y grasos

Desventajas

Cuando esta dieta comenzó, las personas asociaron la dieta con la desnutrición y las graves deficiencias nutricionales, ya que los primeros usuarios utilizaron solo agua y arroz integral y evitaron los productos animales a toda costa. Hoy en día, las comidas se planifican de manera más equilibrada para que pueda disfrutar de todo tipo de alimentos, pero dentro de lo razonable. La mayoría de las personas que hacen dieta sienten que es mejor si toman suplementos y multivitaminas para contrarrestar las cantidades reducidas de los siguientes componentes de una dieta equilibrada:

  • Proteínas
  • Vitaminas
  • Calcio
  • Hierro
  • Magnesio

Para embarazadas

Las mujeres embarazadas pueden tener problemas con las versiones extremas de esta dieta. Tales versiones no proporcionarán a la madre o al feto los minerales y vitaminas necesarios para un embarazo saludableo para la lactancia natural.

Dieta macrobiótica para niños y adolescentes

Durante la infancia y la adolescencia, el cuerpo requiere suplementos esenciales para un crecimiento normal y saludable. Es por eso que es mejor para los niños y adolescentes evitar la dieta macrobiótica. No proporciona los nutrientes necesarios para el desarrollo normal.

Enfermos de cáncer

La dieta macrobiótica puede causar problemas a quienes padecen cáncer. En lugar de aliviar el dolor o curar la enfermedad, puede causar complicaciones de salud para la persona que hace dieta. Además, los pacientes con cáncer ya sufren una disminución en el peso y una pérdida de apetito, lo que conduce a la fragilidad y la debilidad. Los pacientes con cáncer requieren más nutrientes y calorías que los que a menudo proporciona esta dieta.

Alimentos macrobióticos permitidos

La creencia estándar de la dieta macrobiótica es que los alimentos no deben conservarse químicamente de ninguna manera. No debe ser alimento procesado o refinado. Siempre y cuando mantenga todo equilibrado, no puede equivocarse con una dieta que se enfoca en alimentos integrales y fuentes magras de proteínas, como el pescado, al tiempo que reduce los azúcares y las grasas.

Cereales integrales

La comida macrobiótica se centra principalmente en granos enteros. Estos constituyen el 50 a 60% de los macro alimentos. Preferiblemente, tales cereales se cultivan orgánica y localmente.

Los mejores granos incluyen lo siguiente:

  • Cereales
  • Arroz salvaje y arroz integral
  • Mijo
  • Trigo Integral
  • Cebada
  • Avena
  • Maíz
  • Quinua
  • Couscus integral
  • Trigo sarraceno
  • Centeno

Vegetales

En la dieta macrobiótica, 20 a 30% de la dieta debe provenir de verduras. Estos también deben cultivarse localmente. Es preferible si se comen en temporada. Se recomiendan verduras de hoja, pero debe reducir al mínimo la ingesta de espinacas, ya que está más en el lado yin. Asegúrese de equilibrar las propiedades yin y yang de las verduras utilizadas en sus comidas macro.

Legumbres

En la dieta macrobiótica, el 10% de la dieta debe consistir en legumbres y productos de soja.

Algunos ejemplos de productos de legumbres son los siguientes:

  • Tofu
  • Miso
  • Tempeh
  • Garbanzos
  • Hummus
  • Lentejas
  • Porotos

Comida macrobiótica

Sopas

Un componente importante de la dieta macrobiótica es la sopa. Especialmente sopas que contienen verduras, mariscos, algas, porotos y cereales son la adición perfecta a una dieta macrobiótica.

Mariscos

Las fuentes de proteínas magras, como el pescado fresco, están llenas de grasas y minerales saludables. La dieta macrobiótica recomienda que coma mariscos y pescado fresco no más de 2 o 3 veces por semana. Puedes renunciar a todos los mariscos si eres vegetariano.

Las verduras de mar también son muy recomendables, como las siguientes:

Algas marinas

  • Nori
  • Agar
  • Kelp
  • Arame

Alimentos no lácteos

Dado que la dieta macrobiótica evita los productos lácteos a toda costa, asegúrese de incluir algunos alimentos no lácteos fortificados con vitamina D y calcio en su dieta. Tanto la leche de almendra y la leche de soja son excelentes ejemplos de esto.

Frutas

Puede parecer extraño, pero esta dieta trata de reducir las frutas tanto como sea posible, especialmente las bananas y el ananá, que se consideran frutas tropicales. De lo contrario, merendar su fruta favorita está bien, siempre que no la coma más de 3 veces por semana.

Pickles o encurtidos

Los alimentos fermentados, como el tempeh y las verduras en escabeche, proporcionan al cuerpo probióticos que ayudan en el proceso digestivo. También ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo.

Aceites y Condimentos

Hay ciertos aceites y condimentos que puede agregar a los alimentos para mejorar su cocción y sabor.

Estos incluyen lo siguiente:

  • Aceite de sésamo
  • Aceite de maíz
  • Sal marina
  • Tamari
  • Tahini
  • Vinagre de arroz integral
  • Jarabe de arroz integral
  • Salsa de soja
  • Especias

Alimentos no permitidos en la dieta macrobiótica

Dado que el objetivo de seguir la dieta macrobiótica es mantenerse alejado de ciertos alimentos y bebidas que causan un desequilibrio entre el yin y el yang, lo que provocará muchos problemas de salud y un sistema inmunitario debilitado, tiene sentido que se le recomiende permanecer lejos de una serie de alimentos.

Aquí está una lista de alimentos que debe evitar:

  • Lácteos; leche, queso, manteca, margarina, yogur, ghee, helado
  • Huevos
  • Aves de corral
  • Cerdo
  • Melaza
  • Alimentos procesados
  • Carnes
  • Frutas tropicales
  • Comida picante
  • Bebidas alcohólicas fuertes
  • Bebidas gaseosas (carbonatadas)
  • Café
  • Azúcares refinados; blanco y marrón
  • Edulcorantes artificiales
  • Zumo de frutas
  • Aceites refinados
  • Arroz blanco y harina
  • Alimentos con colorantes, conservantes, insecticidas y productos químicos

El objetivo principal del estilo de vida macrobiótico es reducir los efectos negativos de ciertos alimentos al tiempo que aumenta el positivo. Si también se asegura de incluir una rutina de ejercicios regulares, tendrá un estilo de vida equilibrado y bien ajustado.

Compártelo! ...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Opción Natural como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info @ opcionnatural.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.