Alimentos que debes evitar cuando estás embarazada

Alimentos que debes evitar cuando estás embarazada
Eres lo que comes. Los alimentos y bebidas que pones en tu cuerpo determinan qué tan saludable estás. Este es también el caso de tu bebé por nacer cuando estás embarazada.

La alimentación en el embarazo

La futura mamá debe prestar especial atención a su dieta durante el embarazo, ya que ahora está comiendo por 2 (o más). El calcio es necesario para ti, y también para el buen desarrollo de los huesos y dientes de tu hijo.

Algunas mujeres experimentan estreñimiento durante el embarazo. Esto significa que debes comer más col rizada y otras verduras de hoja verde. Los alimentos como el brócoli, peras, almendras y nueces, los porotos y las arvejas también tienen un alto contenido de fibra dietética saludable que puede evitar el estreñimiento.

Necesitarás una gran cantidad de hierro en tu dieta para un embarazo saludable, entre 25 y 30 mg al día. El pollo magro, el pescado y el hígado son buenas fuentes de hierro. Todos estos son alimentos indispensables para una alimentación sana en el embarazo.

Alimentos a evitar en el embarazo

Además de los alimentos que debes comer durante el embarazo, definitivamente hay algunos alimentos a evitar en el embarazo. Saltarte los siguientes alimentos durante el embarazo va a hacer que tú y tu bebé por nacer estén saludables.

Pescados y mariscos que pueden ser altos en mercurio

Los pescados son una maravillosa fuente de proteínas, y que sin duda necesitas una gran cantidad de proteínas para un embarazo saludable. La proteína es vital para el crecimiento y desarrollo del bebé en el vientre. Constituye la base de cada célula en el cuerpo de tu bebé. La proteína es importante para ti durante este tiempo especial, así, pero deberás evitar ciertos pescados como fuente de proteína…

El pez espada, la caballa, el blanquillo por ejemplo no necesitan ser parte de tu plan de dieta para el embarazo. Estos peces pueden contener niveles peligrosos de mercurio. El mercurio puede afectar negativamente el desarrollo del sistema nervioso de tu hijo por nacer. No tienes que evitar los pescados por completo. El camarón, el salmón, el bagre y la trucha son ricos en proteínas, así como en ácidos grasos esenciales omega-3 que promueven el desarrollo saludable de los ojos y el cerebro del bebé por nacer.

Algunos jugos naturales

¿Cómo puede ser malo el jugo fresco para ti? ¿No es bueno para ti el jugo exprimido de manzanas frescas, naranjas y otras frutas y verduras? En la mayoría de los casos, la respuesta es sí. Comer alimentos y beber bebidas cercano a su estado natural es generalmente una buena idea mientras estás embarazada. El problema viene con algunos jugos exprimidos, como el tipo que podemos encontrar en un bar de jugos o mercado.

A veces, estas bebidas no son pasteurizadas. El proceso de pasteurización protege contra las bacterias dañinas que entran en el jugo. La E. coli y la salmonela son sólo 2 tipos de bacterias que a veces se encuentran en el jugo sin pasteurizar. Esto también puede ser el caso en tu almacén de comestibles, así que asegúrate de revisar la etiqueta del alimento de cualquier jugo que compres cuando estás embarazada. Sólo debes tomar jugos pasteurizados.

Di adiós al Sushi

Los pescados crudos y mariscos en el embarazo pueden ser peligrosamente altos en bacterias, parásitos y otros componentes no saludables. Como se mencionó anteriormente, el pescado pueden ser una gran fuente de proteína. Sólo asegúrate de que esté bien cocido cuando estás embarazada. No se recomienda el pescado crudo durante toda la duración de tu embarazo. Esto significa que cualquier antojo de sushi en el embarazo tendrá que quedar sin respuesta. El pescado puede ser una parte inteligente de una alimentación sana en el embarazo, sólo asegúrate de que ha sido cocinada adecuadamente. Se recomienda cocinar el pescado a una temperatura interna de 60 ° C.

Carne poco cocida

Tu cuerpo es mucho más susceptible a las infecciones ahora que estás embarazada. El proceso de embarazo es muy exigente para tu sistema inmunológico. Esto significa que la intoxicación bacteriana por alimentos es un riesgo mayor. Deberás cocinar totalmente cualquier carne o ave que comes mientras estás embarazada. También debes evitar los refrigerados y paté si estás embarazada.

Debes evitar las carnes tipo “embutido” y las salchichas por completo o cocinarlos completamente. La preocupación aquí es por una enfermedad rara pero peligrosa llamada listeriosis. Las mujeres embarazadas y otras personas con un sistema inmunitario deteriorado son especialmente susceptibles a la listeria, una bacteria que puede causar meningitis y aborto involuntario. Un total de 20% de los infectados con listeria mueren a causa de esta enfermedad.

Comprar un termómetro para alimentos es una forma inteligente de eliminar cualquier infección innecesaria por comer carne. La carne picada o molida siempre debe cocinarse a por lo menos 70 ° C. Los asados, bifes y cortes de carne fresca deben registrarse por lo menos a 60 ° C antes de comer. Cocina cualquier tipo de ave de corral a una temperatura de 75 ° C. El conejo fresco y chuletas de cerdo deben alcanzar una temperatura de 70 ° C antes de que sean aptos para que coman las mujeres embarazadas.

Huevos crudos

Al igual que con el pescado y la carne, el miedo con los huevos es que podrían estar poco cocidos. Los huevos crudos deben evitarse en el embarazo, así como la masa de galletas o masa de torta que pueden contener huevos crudos. Ten cuidado con el sambayón, flan, crema pastelera, aderezo para ensalada César, mayonesa casera y cualquier otro postre casero o salsa que podría contener huevos crudos.

Evita comer algunos quesos

Todo lo que tienes que hacer para garantizar que la leche es segura es asegurarte de que esté pasteurizada. El peligro es la infección bacteriana, como en el caso de algunos jugos frescos. Muchos quesos blandos no están pasteurizados. También evita cualquier queso en el embarazo que incluya leche cruda como ingrediente. Si el queso dice “hecho con leche pasteurizada” en su etiqueta, probablemente sea seguro.

Alcohol

El alcohol no es un alimento, pero vale la pena mencionarlo cuando se discuten las cosas que debes evitar ingerir durante el embarazo. Los médicos están de acuerdo en que beber incluso una pequeña cantidad de alcohol durante el embarazo tiene un efecto negativo en el desarrollo del bebé. Los trastornos del espectro del alcoholismo fetal se refieren a una amplia gama de problemas relacionados con el alcohol que las madres que beben pueden transmitirle a sus bebés. Defectos anatómicos, problemas de desarrollo, problemas de visión y audición y daños en el sistema nervioso central pueden afectar al niño si bebes durante el embarazo.

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *