Kiwi: Propiedades nutricionales y beneficios

Compártelo! ...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook

Kiwi: Propiedades nutricionales y beneficios

El Kiwi es una fruta del tamaño de un huevo grande y un extraordinario proveedor de vitamina C. Su consumo es adecuado para los niños, los jóvenes, los adultos, los deportistas, las mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.

Su componente mayoritario es el agua. Es de moderado aporte calórico, por su cantidad de hidratos de carbono, las calorías del kiwi son de aproximadamente sólo 50 calorías por unidad.

Aunque el Kiwi fue descubierto en China en 1850, este fruto exótico, que proviene de las laderas del Himalaya, concretamente de China Continental, en la actualidad el productor mundial más importante es Nueva Zelanda.

Propiedades del Kiwi

Fortalece el sistema inmunitario

Un Kiwi cubre la totalidad de nuestras necesidades diarias de vitamina C (aporta más del doble que una naranja). Interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos y aumenta la resistencia a las infecciones. Ya que la vitamina C favorece la absorción del hierro de los alimentos, se aconseja comer kiwi en caso de anemia por carencia de hierro (ferropénica), complementando a los alimentos ricos en hierro o a los suplementos de este.

Controla el estreñimiento

Su contenido rico en fibra el doble que la manzana, convierte al kiwi en un excelente laxante para controlar el estreñimiento. Es más efectivo consumirlo antes del desayuno, es otro de los beneficios del kiwi en ayunas para movilizar el tránsito intestinal. Ayuda a eliminar los parásitos intestinales.

Ayuda a adelgazar

El kiwi es bueno para adelgazar, ejerce un efecto saciante, a parte las calorías de un kiwi no superan las 55 calorías cada 100 grs., lo que beneficia a las personas que llevan a cabo una dieta para bajar de peso. Asimismo la fibra del kiwi, contribuye a reducir los niveles de colesterol y de azúcar en sangre en las personas con diabetes. Contiene una enzima, la actinidina, muy similar a la papaína encontrada en la papaya que ayuda a la digestión.

Reduce la presión arterial

También es rico en potasio, cuya deficiencia puede producir problemas de tensión arterial, depresión, cansancio y desórdenes digestivos. El Potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Interviene en el funcionamiento de nervios y músculos

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Poderoso antioxidante

El kiwi es una gran fuente de beta-carotenos, es un poderoso antioxidante, por lo que se le atribuyen propiedades rejuvenecedoras, es cicatrizante, aumenta las defensas y sirve para prevenir y curar infecciones. Ayuda a mantener bien hidratada la piel y a prevenir enfermedades. Estimula la memoria. Produce efectos anticancerígenos, mejora el sistema inmunológico y aumenta las defensas en el organismo.

Previene anemias

Su riqueza en vitamina B9 o ácido fólico le confiere al kiwi la propiedad de mejorar o prevenir anemias. El ácido fólico colabora en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la formación anticuerpos del sistema inmunológico.

Tabla nutricional del kiwi

Datos Nutricionales cada 100 grs.

* Calorías: 55

* Grasa: 1 g

* Colesterol: 0 mg

* Carbohidratos: 12 g

* Fibra: 3 g

* Azúcares: 16 g

* Proteínas: 2 g

* Sodio: 0 mg

* Potasio: 314 mg

* Magnesio: 27 mg

* Provitamina A: 3 mcg

* Ácido fólico: 29,3 mcg

* Vitamina C: 94 mg

Más nutrientes y beneficios del kiwi

Además de la vitamina C, el kiwi contiene vitamina B1, B2, B3, B6 y E y ácido fólico y otros minerales contenidos en el kiwi son el calcio, fósforo, cobre, sodio, potasio y hierro.

¿Cómo se come el kiwi?

Los kiwis no deben comerse inmediatamente después de su recolección, sino cuando ya tienen una consistencia blanda al tacto. Cuando los compramos debemos elegir los que no tienen golpes o manchas y descartar los kiwis que están dañados o muy maduros.

Esta fruta puede conservarse en lugar fresco, durante mucho tiempo. Si conservamos el kiwi a temperatura ambiente, puede durar hasta 15 días; si lo refrigeramos, un mes y si lo congelamos, hasta 6 meses. Si están todavía los kiwis verdes, se deja que maduren, dejándolos a temperatura ambiente.

Compártelo! ...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Opción Natural como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info @ opcionnatural.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.