Reducir el azúcar en los niños

reducir el azúcar en los niños
El azúcar es un hábito que puede ser difícil de romper. De hecho, muchas personas no se dan cuenta de la cantidad de azúcar que comen todos los días. A menudo es peor para los niños que tienden a comer cosas que los padres no son conscientes de ello. Eso hace que sea aún más importante que los padres estén atentos en el hogar. Necesita reducir el azúcar que consume su hijo.

Haga un seguimiento de lo que come su hijo

El primer paso para reducir el azúcar en un niño es realmente hechar un vistazo a lo que está comiendo. Es posible que se sorprenda al saber la cantidad de azúcar en los alimentos que consume. Cereal, salsa ketchup, pan y por supuesto, aperitivos están llenos de azúcar. Siga lo que come su hijo y lea las etiquetas. Tome nota de la cantidad de azúcar que consume y comience a planear cómo puede hacer cambios.

Reduzca lentamente el azúcar

El azúcar es en realidad algo que muchas personas, niños incluidos, son adictos. Nuestros cuerpos se vuelven dependientes del azúcar para obtener energía. Se experimenta altos y bajos de azúcar en la sangre.
Cuando los niveles de azúcar son bajos, se le antoja más azúcar. Puede ser un ciclo sin fin. Si su hijo consume una gran cantidad de azúcar, puede ser adicto. Esto significa que si simplemente elimina el azúcar, va a experimentar abstinencia.

La abstinencia de azúcar puede incluir un número de síntomas. Entre ellos están el insomnio, problemas digestivos, dolores de cabeza y fatiga. Puede ser bastante desagradable. Y lo más probable es que va a ver algunos cambios de comportamiento muy desagradables, mientras que su hijo está pasando por la abstinencia. Es difícil!

En lugar de hacerlo de golpe, empiece a hacer pequeños cambios en la dieta del niño. Disminuya gradualmente la cantidad de azúcar en su dieta. Sustituyendo los alimentos azucarados con sustitutos bajos en azúcar es mucho más fácil. Cosas tan simples como la sustitución de mermelada o jalea con una alternativa de bajo contenido de azúcar o la compra de pan sin azúcar añadido son un buen comienzo.
Reemplace el jugo con agua y gaseosas o refrescos con gaseosa dietética o agua con gas.

Observe el cambio

A medida que su hijo consume menos y menos azúcar, verá que hay una diferencia en su salud y comportamiento. Incluso pueden notar la diferencia. Puede sentirse con más energía. Puede sentirse más en control de sus emociones y puede ser capaz de concentrarse durante períodos más largos de tiempo. Es, definitivamente, la motivación para continuar con la reducción de azúcar en la dieta.

Los niños pueden ser resistentes a la idea de reducir el azúcar. Puede que tenga que encubrir su plan de reducción de azúcar. Haga un inventario de lo que sus hijos comen con regularidad y la cantidad de azúcar que están consumiendo. Haga un plan para sustituir progresivamente los alimentos azucarados por otros más saludables. Poco a poco se puede reducir el azúcar en los niños y ayudar a vivir una vida larga y saludable.

 

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *