Cómo una mala nutrición contribuye a problemas digestivos

Cómo una mala nutrición contribuye a problemas digestivos
América se destaca como el ejemplo brillante de la mala nutrición. Entendiendo que no hay implicación de que otros países tengan dietas perfectamente saludables. Hay personas en lugares de todo el mundo que sufren las consecuencias de una dieta deficiente. Sabemos que hay hambre en todo el mundo. A menudo, hay poca opción debido a la pobreza.

En América, la nutrición deficiente es rampante a través de todas las clases económicas. La malnutrición proviene de la falta de nutrientes. La mala nutrición también proviene de la gran variedad de alimentos basura procesados que llenan los estantes de los supermercados y las opciones interminables en restaurantes de comida rápida que ofrecen comida chatarra para nuestras vidas de ritmo rápido que pasan por alto los principales propósitos de comer, la ¡Nutrición!

¿Qué es la mala nutrición?

El aspecto más obvio de una dieta poco saludable es una abundancia de alimentos procesados y una falta de frutas frescas, verduras y cereales saludables. Lo que ha ocurrido es que la gente ha creado un estilo de vida en el que consumen comidas rápidas y alimentos chatarra.

Hay un malentendido común sobre qué es realmente alimento. El malentendido es que se cree que la comida es sólo algo, que sabe bien y se come para llenar el estómago. Esto sólo es cierto si se está muriendo de hambre. El alimento verdadero tiene contenido alimenticio tal como vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra, grasas sanas, y carbohidratos naturales, no-procesados.

Relación entre mala nutrición y enfermedades intestinales

Una dieta baja en fibra y alta en grasas saturadas lleva a estreñimiento. El estreñimiento es un problema serio. El cuerpo debe eliminar lo que digiere, idealmente dentro de ocho a diez horas después del consumo. Para que esto suceda, tiene que haber mucha fibra en la dieta y suficiente ingesta de agua. Sin la cantidad correcta de fibra y agua, las heces se vuelven duras y es difícil para los intestinos moverlas hacia fuera. Esto hace que el colon se hinche ya que contiene heces durante días o incluso semanas.

Con el fin de compensar la sobrecarga, el colon desarrolla divertículos, que son crecimientos como bolsillos derivados de las paredes del colon. La diverticulitis siguiente se establece cuando los divertículos se infectan y se inflaman. Según el Dr. Michael T. Murray, ND, un renombrado y respetado médico naturópata, esto conduce a la enfermedad inflamatoria intestinal, úlceras pépticas, colon irritable, colitis ulcerosa y otras enfermedades digestivas graves.

La absorción de nutrientes disminuye rápidamente y el resto del cuerpo sufre más enfermedades por mala alimentación. Se ha demostrado un vínculo claro de una dieta baja en fibras de frutas y verduras y cáncer de colon.

La fibra no es todo lo que necesita

Uno podría tomar esta información y asumir que simplemente puede agregar un suplemento de fibra a sus dietas y luego pueden comer todos los alimentos nutricionalmente deficientes deseados. La realidad es que se requiere un grupo equilibrado de nutrientes para mantener una salud digestiva óptima.

Hay varios nutrientes, que son los elementos esenciales básicos:

  • Proteína
  • Grasas saludables
  • Hidratos de carbono
  • Fibra
  • Vitaminas
  • Minerales
  • Agua
  • Antioxidantes

Sin todos estos nutrientes en un equilibrio adecuado, el sistema digestivo desarrolla toxicidad y enfermedad, alterando aún más la absorción de nutrientes. Con respecto a la fibra, necesitamos entre 20 a 30 gramos diarios, consumidos a lo largo del día. Esta fibra debe provenir de frutas frescas, verduras y cereales integrales. El USDA recomienda 5 a 9 porciones completas de frutas y verduras enteras diariamente.

Curiosamente, cuando come 5 a 9 porciones de verduras y frutas al día, no sólo evita el estreñimiento, obtiene un montón de vitaminas, minerales y antioxidantes. La idea es cortar alimentos procesados y comida rápida y comer alimentos integrales en su forma original.

Comience a optimizar su dieta y obtener la nutrición adecuada. Entonces los problemas digestivos pueden curarse. Siga una “dieta del arco iris” Las frutas y las verduras coloridas son las que contienen altos niveles de antioxidantes, de vitaminas, y de minerales. La buena noticia es que mientras que la mala nutrición contribuye a los problemas digestivos, una buena nutrición lleva a la curación digestiva.

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *