Identificar los malos hábitos de alimentación como primer paso

malos hábitos de alimentación

 

¿Tiene algún mal hábito? Todo el mundo lo tiene. Por ejemplo, me gustan mucho las galletitas y bizcochos. Y me gusta cocinarlos también. Así que siempre hay galletitas en mi casa que son difíciles de resistir.

¿Cuáles son sus malos hábitos de alimentación?

Es importante saber cuales son porque entonces puede crear una forma realista para controlarlos, o para sustituirlos por buenos hábitos.
Vamos a volver a mi hábito de galletitas por un segundo y utilizarlo como un ejemplo.
Sé que tengo un amor por las galletitas y los bizcochos y me gusta cocinar. El resultado podría ser catastrófico. El azúcar y la harina blanca son destructores de la dieta, ¿verdad?

Sin embargo, porque soy consciente de ese hábito poco saludable he sido capaz de modificar las galletitas y hacerlas más saludables. Utilizando harina integral. Puedo usar endulzantes naturales como Stevia o Splenda (sucralosa) y muchas veces añado proteína de soja a las galletas. Disfruto de hornear y degustar y no me salgo de mi dieta en el proceso.

Otro ejemplo podría ser si usted tiene el hábito de beber gaseosas. Puede reemplazar el hábito por soda o botellas de agua con gas. Tiene la oportunidad de disfrutar de las burbujas y la efervescencia, pero no consume las calorías o los productos químicos.

Identificar los malos hábitos de alimentación

Haga una lista de los hábitos que tiene y que le impiden llevar una vida sana y activa. Una vez que tenga una lista, empiece a crear un plan para cambiar o reemplazar ese hábito por uno más saludable. Este paso permite controlar lo que consume y que pejudica su dieta.

Usted tiene la posibilidad de cambiar su vida y sus hábitos de un paso a la vez. Reducirá las calorías y los alimentos que promueven el almacenamiento de grasa.
Descarga Gratis la Guía de Nutrición Saludable Aquí para aprender los pasos más simples que puede tomar para finalmente bajar de peso y mantenerlo de por vida reemplazando los malos hábitos de alimentación.

 

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *