Los cuatro tipos de grasas en la dieta

Los cuatro tipos de grasas en la dietaLas grasas en la dieta son algo que muchas personas erróneamente creen que deben evitar cuando se trata de llevar una vida sana. Sin embargo, la verdad es que con la excepción de las grasas trans, las grasas dietéticas son esenciales para la buena salud y es algo que debes comer regularmente. Aquí puedes ver una lista detallada de los cuatro tipos principales de grasas en los alimentos que te proporcionará una visión completa de cada uno.

Grasas saturadas

Las grasas saturadas son probablemente la más vilipendiadas de las cuatro grasas de la dieta por muchas fuentes que afirman que conducen a obstrucción de las arterias, enfermedades del corazón y más. La grasa saturada por lo general se encuentra en la grasa animal. Sin embargo, la verdad es que las grasas saturadas son esenciales para la buena salud y sin ellas el organismo no funcionaría correctamente. Las hormonas y las vitaminas se vehiculizan en nuestro organismo a través de las grasas y son el combustible que el cerebro necesita para construir células cerebrales nuevas.

Las funciones de las grasas saturadas en el cuerpo incluyen:

  • La protección contra la enfermedad cardiaca
  • El fortalecimiento de los huesos
  • El fortalecimiento de las paredes células
  • El fortalecimiento del sistema inmunológico
  • El fortalecimiento del sistema nervioso
  • El fortalecimiento de los órganos vitales

Alimentos con grasas saturadas: grasas de origen animal, como la manteca, productos lácteos y carne roja son excelentes fuentes de grasas saturadas. Sin embargo, si eres un vegetariano, opta por grasas de origen vegetal, encuentras grasas vegetales en la palta, coco y otros tipos de frutos secos que son una gran manera de proveernos de este nutriente.

Las grasas insaturadas  se dividen en monoinsaturadas y poliinsaturadas

Grasas monoinsaturadas

Las grasas monoinsaturadas mantienen la sangre saludable y también estas grasas sanas protegen el cuerpo contra una serie de enfermedades desagradables. La siguiente lista destaca las principales funciones de las grasas monoinsaturadas en el cuerpo:

  • Mejora la regulación de la glucosa en sangre
  • Aumenta los niveles sanguíneos de colesterol HDL (el cual ayuda a eliminar el colesterol LDL malo de las paredes de las arterias )
  • Aumenta la velocidad a la que el cuerpo quema grasa
  • Protección contra el cáncer
  • Protección contra la inflamación
  • Reducción de los niveles sanguíneos de colesterol LDL (el cual se acumula en paredes de las arterias y restringe el flujo de sangre )

Las grasas monoinsaturadas se encuentran casi exclusivamente en alimentos de origen vegetal como la palta, aceite de oliva, la mayoría de los frutos secos y la mayoría de las semillas, que contienen altos niveles de estas grasas de origen vegetal monoinsaturadas que incrementan la salud.

Grasas poliinsaturadas

Las grasas poliinsaturadas se pueden dividir en dos tipos principales: Ácidos grasos esenciales Omega 3 y ácidos grasos esenciales omega 6.

Las grasas poliinsaturadas benefician al cuerpo de la siguiente manera:

  • Estimulando el cerebro
  • Mejorando la piel
  • Mejorando la visión
  • Protegiendo contra el cáncer
  • Protegiendo contra la enfermedad cardiaca
  • Fortaleciendo los huesos

Algunas de las mejores fuentes de ácidos grasos esenciales omega 3 incluyen pescados de agua fría (como las anchoas y el salmón), los productos lácteos y el aceite de linaza. Algunas de las mejores fuentes de ácidos grasos esenciales omega 6 incluyen la mayoría de los tipos de frutos secos y aceite de semilla de girasol.

Grasas Trans

A diferencia de las tres grasas dietéticas mencionadas anteriormente, las grasas trans no son requeridas por el cuerpo y consumirlas en realidad puede ser perjudicial para la salud. Las grasas trans son un tipo de grasa artificial hecha por el hombre, contiene sustancias hidrogenadas que los fabricantes de alimentos usan para extender la vida útil de sus productos y es algo que debes evitar en lo posible.

Los síntomas negativos del consumo de grasas trans incluyen:

  • Aumento del riesgo de Alzheimer
  • Aumento del riesgo de cáncer
  • Aumento del riesgo de enfermedades del corazón

Las grasas trans se añaden principalmente a los productos procesados ​​como hamburguesas, tortas, galletas, papas fritas, alimentos congelados y pizzas. Por lo tanto, si se limita la ingesta de estos alimentos con grasas trans y te centras en las opciones naturales, frescas en su lugar, evitarás los riesgos de salud asociados con las grasas trans.

¿Cuántos tipos de grasas existen?

Espero que este artículo te haya ayudado a aprender más acerca de las grasas en la dieta y su importancia cuando se trata de la salud. Así que si no lo estás haciendo ya, deshazte de las grasas trans, consume grasas sanas como las grasas saturadas con moderación, monoinsaturadas y poliinsaturadas y disfruta de todos sus beneficios para la salud.

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *