4 Nuevos superalimentos ricos en nutrientes

4 Nuevos superalimentos ricos en nutrientesEn ocasiones, para establecerse como “súper alimentos” tienen que aportar más de un granito de arena para la siguiente serie de potencias nutricionales. Las estrellas del mundo de la salud más recientes que están saliendo a la luz son: bayas de maqui, acerola, fruto del baobab, y los clavos. ¿Cuáles son estos alimentos, y que los hace tan saludable? Aquí hay algunas razones por las que estos alimentos han hecho su camino en la lista de superalimentos.

Beneficios de los nuevos superalimentos para la salud

Bayas de Maqui (aristotelia chilensis)

Esta fruta como los arándanos están tomando parte de la atención a las bayas goji y bayas de acai. Se cultivan en la Patagonia, un área en el extremo sur de América del Sur.
Como antioxidante, las bayas Maqui tienen un rango muy alto en las pruebas utilizadas para medir la potencia antioxidante de diversas bayas y otros alimentos. (Esta prueba se llama ORAC, o capacidad de absorción de radicales de oxígeno.) La puntuación de ORAC de las bayas Maqui es más de diez veces superior a la de los arándanos, e incluso puede ayudar a controlar el peso.

Por la bondad de su alto contenido en antioxidantes, previene el envejecimiento. Además contiene gran cantidad de fibra, ácidos grasos y vitaminas A y C, minerales como Calcio, Potasio y Hierro. Dentro de sus propiedades se destaca su capacidad de desintoxicación y depuración, propiedad anti-envejecimiento, es antiinflamatoria, fortalece el sistema inmunológico, es antibacteriana, y tiene la capacidad de reparar células dañadas lo cual es un gran beneficio de salud para las enfermedades degenerativas como el cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Acerola (Malpighia emarginata)

Es posible que hayas visto estas frutas rojas redondas comercializadas como cerezas de Barbados o cerezas amazónicas. Se cultivan en América Central y del Sur, su pulpa es amarillenta y su contenido de vitamina C es 40 veces mayor que la naranja, contiene tanto como 1000 hasta 4500 miligramos por 100 gramos. Otras vitaminas importantes que contiene este superalimento son la vitamina A, vitaminas del complejo B, y minerales, magnesio, hierro, potasio y calcio.

La Acerola también ocupa un lugar destacado en la escala de antioxidantes. Puede ser algo difícil encontrarlas frescas en los supermercados, sin embargo, es más probable que las encuentres en polvo, cápsulas y extractos.
Con la pulpa de la acerola se preparan varios productos alimenticios como dulces, helados, bebidas, jugos, licores, y también productos farmacéuticos y productos cosméticos.

Fruto del baobab (Adansonia digitata)

Sólo recientemente se aprobó para la exportación, el fruto del baobab, árbol botella crece en África. Tiene una textura fascinante de polvo sin sufrir desecación o transformación. Cuando el fruto está maduro cae del árbol y al abrirlo se encuentra la pulpa deshidratada. Este superalimento contiene una gran cantidad de vitamina C y calcio, que es una buena noticia para aquellos que no comen productos lácteos. Una concentración de antioxidantes unas cuatro veces superior a la del kiwi o la manzana.

Su contenido en fibra soluble, es a la que se le atribuyen los efectos prebióticos de estimulación de la flora intestinal.
Las propiedades nutricionales del fruto del baobab son muy útiles para el control de la glucemia y control de azúcar en sangre. Contiene vitaminas B1 y B6, Hierro y Potasio. Sus semillas tostadas son comestibles, y son ricas en proteínas. Probablemente no vas a encontrar un fruto del baobab en tu tienda de comestibles, sin embargo, es posible que lo encuentres como un aroma en el yogur. Con suerte, esto va a cambiar después de la aprobación de las exportaciones.

Clavos (Syzygium aromaticum)

Este es un superalimento que ha estado presente desde hace mucho tiempo, pero sin tener el carácter súper. ¿Cuántos de nosotros conocemos esta pequeña especia como el entramado de un jamón al horno, o molido en el pastel de calabaza? Resulta que los clavos pueden tener mucho más que ofrecer. Investigadores españoles han descubierto una potente actividad antioxidante en el clavo de olor, y estos antioxidantes podrían ser capaces de sustituir a los antioxidantes sintéticos actualmente utilizados como conservantes de alimentos.

Esto se debe a su gran contenido de compuestos fenólicos. Una de las principales causas de deterioro de los alimentos, es la oxidación de las grasas, lo cual significa una pérdida de su valor nutricional.
El clavo de olor es rico en fibra y fitoesteroles. Asimismo es uno de los superalimentos que contiene más de 80 mg de vitamina C por cada 100 grs., también carotenos y vitamina E. Contiene importantes cantidades de minerales como calcio, potasio, magnesio, fósforo, selenio y en menor cantidad hierro y sodio.

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *