Consejos de alimentación para niños diabéticos

alimentación para niños diabéticos
La diabetes puede afectar a jóvenes y adultos por igual. Es importante comprobar el nivel de azúcar en la sangre y mantenerlo regulado. Para los niños diabéticos, aquí hay algunos tips de recetas amigables que no elevan el azúcar en la sangre .

Hay dos tipos de diabetes, Tipo 1 y Tipo 2. Los niños pueden tener cualquier tipo. La diabetes tipo 1 se produce en la infancia con más frecuencia. Para este tipo de diabetes, el organismo no produce insulina en absoluto.

La insulina es una hormona producida en el páncreas. Se utiliza para el transporte de la glucosa desde la sangre a las células donde se utiliza como combustible.

La diabetes tipo 2 a menudo se llama diabetes insulino-resistente. Por lo general ocurre en adultos, pero los niños pueden desarrollarla también si las condiciones son las adecuadas. Puede ser que el organismo deje de responder a la insulina que se presente o que no está produciendo la suficiente como para manejar la carga de glucosa en la sangre.

La diabetes tipo 2 es a menudo una complicación de la obesidad. La cantidad de glucosa en el sistema abruma el cuerpo y deja de responder a la glucosa, o los niveles de insulina son deficientes.

En ambos casos, la preocupación aquí es para los niveles de azúcar en la sangre. El exceso de glucosa puede dañar los órganos y llevar a problemas aún más graves para la salud. Con el fin de mantener el azúcar en la sangre en niveles manejables, se ha de comprobar varias veces al día.

Para aquellos con diabetes de tipo 1, la cantidad de insulina necesaria para reducir ese nivel de glucosa depende del número de glucosa. En la diabetes tipo 2, se puede necesitar insulina para transportar la glucosa, pero a menudo los niveles se controlan con medicamentos y dieta o sólo con un cambio de hábito alimentario.

La alimentación para niños diabéticos

Los hidratos de carbono se dividen en azúcares. Estos azúcares entran al torrente sanguíneo a la espera de ser regulados por la insulina. Los alimentos que mantienen los niveles de glucosa estables son más deseables.

Consejos para hacer recetas amigables para niños diabéticos:

* Comience con sus recetas favoritas. Utilice diferentes sustituciones para reducir el contenido de carbohidratos y mantener normales los niveles de azúcar en la sangre.

* Utilice arroz en lugar de pasta. Pescado o pollo va igual de bien para el arroz como para la pasta. Pruebe el arroz integral. Es más saludable y tiene menor índice glucémico.

* Pruebe con pastas bajas en carbohidratos. Hay varias en el mercado y muchas variedades de pasta, los fideos secos se digieren más lento que las pastas frescas por lo tanto tarda más tiempo la glucosa en ser absorbida por la sangre.

* Haga sus propias salsas. Las salsas compradas contienen una gran cantidad de azúcares ocultos. Consiga que los niños participen y muéstreles cómo hacer la salsa de tomate, salsa de pesto, y otras desde el principio con ingredientes sanos y menos carbohidratos .

* Añada especias. En lugar de añadir harinas y azúcar, pruebe utilizar diferentes especias con los alimentos. Por ejemplo, reduzca la cantidad de azúcar en las recetas de magdalenas y añada puré de manzana y otros sabores como canela, nuez moscada y ralladura de cítricos.

* Revise las etiquetas. A menudo es más saludable empezar las comidas a partir de cero y luego tratar de utilizar las comidas preparadas. Los niños aprenderán a cocinar con productos frescos y apreciar sus sabores sin agregar azúcar o hidratos de carbono extra.
Si su hijo es un niño diabético, aún así, puede disfrutar de sus comidas favoritas con algunas sustituciones.

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *