3 sencillos hábitos para el control de las porciones

control de las porciones para bajar de peso

El control de las porciones es, probablemente, uno de los temas menos favoritos en que pensar cuando se trata de bajar de peso. Imágenes de balanzas, tazas medioras y cucharas, y un sinnúmero de horas de pesar alimentos y recordando, viene a la mente la cantidad de alimentos que comió, cuando se pronuncia las palabras “control de la porción’.

Sin embargo, no tiene por qué ser de esa manera, o tan difícil. Hay algunos trucos simples para el control de porciones que, cuando se practica sistemáticamente diariamente, dá resultados para bajar de peso.

3 sencillos hábitos para el control de las porciones que ayudan a bajar de peso

1) Divide y vencerás: Este truco es el más fácil y se puede practicar en cualquier lugar con cualquier menú, si está en un restaurante, visita la casa de un amigo, o en su casa. Mire su plato cuando está vacío y divídalo por la mitad. La mitad superior debe estar llena de verduras o una combinación de frutas y verduras. Una fresca ensalada mixta de lechuga al lado de un humeante brócoli. Zanahorias brillantes que se sientan al lado de una preciosa porción de chauchas. Dulces frutillas en rodajas anidadas contra un montón de verduras de hojas verdes. Va teniendo una idea? La mitad superior de su plato siempre debe reflejar una combinación de alimentos que son frutas y verduras, o simplemente todos vegetales.

La mitad inferior de su plato debe estar dividido en dos partes: por un lado la proteína. Pollo, carne de vaca, pescado o legumbres deben ocupar esta parte de su plato. El otro lado debe contener un hidrato de carbono, preferentemente complejo: arroz integral, una rebanada de pan integral de centeno, o tal vez una porción de pasta de cereal integral (sin crema o salsa a base de manteca). Y eso es realmente todo lo que hay que hacer! Controlar las porciones sin pensar demasiado, no importa lo que se esté sirviendo.

2) Más pequeño es mejor: Otro consejo fácil es uno de los trucos de dieta más antiguos, un plato más pequeño. Cuando llena su plato (más pequeño) con la proporción de verduras, frutas, carbohidratos, y proteínas que se mencionó anteriormente, usted engaña a su mente para que piense que realmente está repleto, sus ojos no pueden ver ningún espacio vacío en el plato, por lo que esta comida va a ser satisfactoria!

3) Trabajar para conseguirlo: No lleve las fuentes para servir a la mesa. Los estudios demuestran que cuando tiene que levantarse de la mesa para servir otra ración de comida de la cocina, es probable que no lo haga. Así se reduce el comer en exceso, por lo que su ingesta calórica total para esa comida también. Hágalo por cada comida y las calorías diarias totales se reducirán, ayudándolo a bajar de peso. Así que mantenga esas ollas, sartenes y platos de comida lejos de la mesa y en el mesada de la cocina. Su cintura se lo agradecerá!

Compártelo...Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *